Entrenamiento Musical: ¿Un antídoto para el envejecimiento?

educacion-musical-adultos

Algunos de los efectos del envejecimiento son la reducción en la velocidad de procesamiento del cerebro, la afectación en los sentidos y dificultad en los sistemas motores. El entrenamiento musical se ha demostrado que tiene un efecto en mejorar la capacidad para escuchar cuando existe ruido alrededor, pero también afecta la manera en que el cerebro representa la música y el lenguaje.

De acuerdo a esta investigación, ser músico es un ejemplo de un entrenamiento musical a largo plazo que puede dar pie a habilidades auditivas  superiores  que van más allá del dominio de la música e incluyendo memoria , atención y habilidades cognitivas auditivas. El Doctor Aniruddh D. Patel propuso una hipótesis para tratar de explicar porque sucede esto y nos dice que:

  • Existe una superpocision entre la anatomía y la fisiología del sistema auditivo del lenguaje y la música
  • Se requiere una mayor precisión en procesar música que el lenguaje
  • Las emociones provocadas por la música puede inducir plasticidad mediante la activación de lo receptores del sistema de recompensa del cerebro
  • La repetición necesaria para practicar la música afina el sistema auditivo
  • La atención al detalle de los sonidos cuando uno toca un instrumento.

Estos aspectos de la practica musical nos lleva a un mejor procesamiento del lenguaje en el cerebro y estos beneficios se pueden observar en niños, adultos jóvenes y adultos mayores.

Si bien, no todos nos podemos convertir en músicos profesionales pero los adultos, jóvenes, niños y bebes que tuvieron alguna participación activa en la música tienen mejores habilidades de comunicación que los individuos que no lo hicieron.

Educación musical y  adultos mayores

Los adultos mayores que nunca estudiaron música todavia se pueden beneficiar. Adultos entre 65 u 85 años sin ninguna educación musical previa mostraron incrementos en la velocidad del procesamiento del habla y mejora de memoria después de solo estudiar piano durante media hora semanal de lecciones de piano y tres horas semanales de practica.

Con esta evidencia la Dra. Klaus y la Dra Anderson ambas de la universidad de Northwestern concluyen que el entrenamiento musical si podría ayudar a los adultos mayores a mejorar su capacidad de procesamiento del lenguaje en lugares de mucho ruido si se incluyen este tipo de lecciones en su estrategia de rehabilitación.

Si bien la educación musical no resuelve todos los aspectos de envejecer si mantiene nuestro cerebro en optimas condiciones para escuchar y hablar que es fundamental para una buena calidad de vida. Nunca es demasiado tarde para comenzar a estudiar música.

Fuentes: northwestern.edu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *