Tocar un instrumento musical puede ayudar a niños que sufren de ansiedad

Foto: Coltfan909 | Flickr.com ©

Foto: Coltfan909 | Flickr.com ©

El estudio más grande de su tipo muestra un vinculo entre estudiar música y el desarrollo cerebral.

El estudio fue publicado por el la revista de la Academia Americana de Psiquiatría para Niños y Adolescentes. Este estudio se realizo analizando a 232 niños entre 6 y 18 años

Los autores encontraron que tocar música altera las áreas motoras y de comportamiento del cerebro.

Estudios previos mostraron la correlación entre el engrosamiento y adelgazamiento del cortex en las áreas especificas relacionadas con la salud mental de los niños, tal como la ansiedad, depresión y los problemas de atención.

En este estudio, se encontró que la practica musical influencia el grosor del área del cortex asociada con las funciones ejecutivas, incluyendo las áreas de la memoria , control así como la organización y planeación a futuro.

Este estudio apoya las teorías del método basado en la familia de Vermont, método realizado por James Hudziak quien encabeza el equipo que realizo este estudio.

James Hudziak menciona: “La música es un componente critico en este método”. El tiene una hipótesis que un violin puede ser más efectivo que la medicación en ayudar a los niños con desordenes psicológicos.

Los autores del estudio escribieron: Estas estadísticas resaltan la importancia de encontrar maneras más innovadoras para hacer la educación musical más accesible a los jóvenes, comenzando desde la infancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *